Se aceptan cohechos impropios, especias y metálico

domingo, 3 de enero de 2010

Libro Titadyn a la basura

Hace un par de años, cuando salió el libro "Conspiranoia" (de cómo El Mundo y la Cope mintieron y manipularon sobre el 11-M), una de las críticas elogiosas que se publicó fue la del abogado Carlos Martínez-Cava, el mismo que metió en prisión al empresario y carnicero abortista doctor Morín. El fanatismo de los holligans conspiradores y la coincidencia del abogado con Enrique de Diego frente a los abortistas Pedrojota y Losantos, facilitó que de Diego se sintiera emocionado, que aquella reseña fuera "como un premio". Por el contrario, los cómplices necesarios para que la conspiración de Pedrojota y Losantos triunfara, es decir, que produjera mucho dinero, estaban indignados con el abogado.

Martínez-Cava decía entonces sobre el negocio de los conspiradores que:
"Lejos de buscarse justicia y dignidad para los muertos... muchos periodistas y recién llegados se han dedicado en estos tres años a construir mundos paralelos desde los que teledirigir la opinión... los mismos periodistas que presumen de poner y quitar concejales. Los mismos a los que el crimen del aborto deja indiferentes.
Periodismo por entregas, ese periodismo culebrón que lo único que busca es incrementar las ventas (si buscara la Verdad y la tuviera la publicaría sin más). Y los que han incentivado es ése tipo de periodismo sin ética por el cual su lector espera que la noticia-bomba provoque que su partido gane las elecciones".


El 1º de junio de 2009, tras casi un lustro exprimiendo cruelmente el dolor de las víctimas y la teta del 11-M, los conspiradores se sacaron de la manga un supuesto "informe científico" que resultó fiasco total. Se quedó en otro libro conspirador, Titadyn, de Casimiro García-Abadillo y el químico Antonio Iglesias.
Observen los tiempos: solo tres días después, el 4 de junio de 2009, el partido AES presenta una denuncia, basada exclusivamente en dicho libro, donde apunta como denunciados "mediante técnica retorcida y taimada" a Juan Jesús Sánchez-Manzano, a la perito químico Tedax 17.682, a Carlos Corrales, Jesús de la Morena, Félix Hernando, Jaime Trigo, Miguel Ángel Santano, Pedro Mélida, José Andradas, Francisco Ramírez y Alfonso Vega.
El 7 de julio de 2009 el diario El Mundo, mediante hombre de paja interpuesto, presenta una querella contra Sánchez Manzano y la perito Tedax 17.632 (todavía en diligencias previas).

El 19 de junio de 2009 el juez contesta con un auto demoledor (pdf), aclarando que "Por imperativo legal, quien resuelve ha tenido que leerse el libro", y ordena:
"El sobreseimiento libre y archivo de la querella interpuesta por Don Carlos Martínez Cava Arenas en nombre y representación del partido político Alternativa Española, por no ser los hechos denunciados constitutivos de delito alguno ni contener el libro aportado noticia criminis alguna".

El razonamiento jurídico es como para que los denunciantes se planteen si mereció la pena hacer el ridículo:
El análisis metódico de la denuncia y del libro, permite concluir que se está en presencia de una denuncia carente de fundamento jurídico penal.
...nada hay que esclarecer cuando no existe hecho delictivo.
la afirmación del denunciante... no resiste el más mínimo análisis crítico en Derecho y desde el Derecho.
...mediante técnica retorcida y taimada, se viene a identificar a una serie de personas, concretándolas de modo oblicuo, con los pretendidos hechos delictivos. Tal técnica... suele utilizarse para evitar las denuncias y denuncias falsas manifiestas, y para evitar las difamaciones abiertas, por lo que no puede evitarse que un análisis razonado de la denuncia, y del libro, permita concluir la espúrea utilización de la jurisdicción penal.
...sobreseimiento libre y archivo de la presente denuncia, por no existir hechos delictivos a investigar, y ser totalmente infundada la denuncia.


Sobre el libro-timo no queda nada por decir. Hay un resumen del que suscribe, Titadyn, el libro (que sigue en 2, 3, 4 y 5), y un estupendo desmontaje de Rasmo en el blog DL: Titadyn, El Eterno Retorno (partes 1, 2, 3, 4, 5, 6a, 6b, 7, 8, 9, 10 y 11)